Crónica Fuenkarkamales vs Tercio Viejo

Antes que nada, nuestro más sentido pésame y un enorme abrazo a las familias que han perdido a un ser querido durante la pandemia. Con especial mención para las madres de nuestros queridos compañeros Carlos Zanón y Emilio Tatay (que ambas DEP).

Crónica del partido: (de difícil redacción para este servidor)

Después de 365 días sin jugar, solo 3 entrenos y tras un año durísimo para todos, volvió el rugby del Tercio Viejo con todas las medidas y la nueva reglamentación COVID 19: control de temperatura, mascarilla obligatoria, touch sin saque rápido, sin melés y sin mauls.

El pasado sábado 27 en el campo de los Osos del Pardo en Tres Olivos, nos dimos cita 22 jugadores entre los de siempre y unas cuantas nuevas incorporaciones. Las condiciones primaverales y un rival duro que contaba con muchos recambios, presagiaban una buena jornada.

Luego de ponernos al día en el vestuario y tras recibir las nuevas medias (todo un detalle y muy chulas, por cierto), nos pusimos en manos de Oti, para realizar el calentamiento y seguir sus indicaciones.

El partido comenzó de forma intensa. Sacan los veteranos de Fuencarral, recibimos y tras carrera vertiginosa de nuestra tercera línea, nos cometen penal en la mitad del campo. Una excelente patada de Muñeco, nos pone a 5 metros de línea de ensayo. Tras anunciar la jugada, saca nuestro capitán Talona, quien con precisión milimétrica entrega a manos de Ray y desde allí, encadenamos una serie de pases que decantaron en una escapada y llegada hasta las manos de Iván quien, a pura velocidad y con 2 zancadas, convierte el primer ensayo a 3 minutos del inicio.

¡Que comienzo de partido y vaya estreno para el nuevo fichaje que no había jugado un partido de rugby en su vida!

La alegría nos iba a durar poco. A partir de allí, el partido cambió por completo…

Cada vez que teníamos posesión, nuestra delantera chocaba en solitario contra la defensa de nuestros rivales. Astérix no encontraba el timing para coger el balón cómodamente, debido a la falta de apoyos. Entramos en una dinámica de llegada tardía a los rucks, los cuales eran polémicos y sucios: no se podía ir a por el balón (aunque estuviera huérfano) y había que liberar rápido. La falta de forma, de entrenos y la aplicación de las nuevas reglas, empezaban a jugar en nuestra contra… 

Todo esto nos ocasionaba perdidas, con el consiguiente aprovechamiento de los rivales, quienes utilizaban inteligentemente las formaciones móviles de hasta 5 jugadores para ir percutiendo a nuestra defensa, hecho curioso ya que se había pactado que no habría mauls y que a los rucks fueran solo 2 jugadores (para prueba, ver las fotos). Así fueron progresando y ganando metros hasta ponernos contras las cuerdas varias veces y en uno de esos avances, hacen llegar el balón hasta el lateral, para luego pasar rápido y realizar una buena escapada. Hacen un pase al centro y tras esquivar a un par de nuestros jugadores que estaban a contrapié, nos convierten el primer ensayo.

Acto seguido, vino otro ensayo y nos fuimos al medio tiempo, sin aire y totalmente exhaustos (sensación muy rara jugar 30 minutos con las benditas mascarillas que no ayudaban a coger aire).

Mencionar que antes de acabar la primera mitad, Fuencarral realizó varios cambios. Esto les permitió una mayor frescura de piernas a sus ataques y la vez, tener una mayor dinámica de juego en la segunda parte, para convertir una serie de ensayos seguidos (4).

Sobre el final del partido, se intentó la heroica a puro orgullo y pundonor, con un par de buenos pases, internadas y corridas de Nico, Aspi y de Diego, pero no fueron suficientes.

Las claves del partido: 

Fuenkarkamales: sus formaciones móviles de 4/5 jugadores gordos. Además, tenían una buena cantidad de recambios y se notó que venían entrenando desde octubre con un sistema de juego muy prolijo y definido.

Tercio viejo: un año sin tocar la oval, falta de forma de varios jugadores, la incorporación de varios fichajes que nunca habían jugado al rugby, el desorden posicional, solo 3 entrenos a cuestas y la falta de recambios (Dani y otro compi del B echaron una mano, pero se tuvieron que ir antes del 2do tiempo y se notó).

Para mejorar: la cantidad de placajes fallados, el estado físico, mayor convocatoria para realizar las “indispensables” sustituciones viejunas, más conocimiento de los compañeros y entrenos de jugadas.

La figura del partido: Aspi con varios placajes sobre la línea y una carrera endiablada por la banda de unos 20 metros esquivando rivales, cual llanero solitario.

Para destacar: el try de Iván y un par de zancadas en el 2do tiempo (una pena la que se te cayó). Luis, otro nuevo, con su primer placaje y una carrera sobre el final de 10 metros. Varias entradas rabiosas de Eddie chocando contra todos y bajando alguna touche, al igual que Alfredo. Los placajes de Nico y Fercho, sumadas a algunas escapadas. Una carrera de Talona llevándose todo lo que se movía como en las viejas épocas. Alf y McCarthy cubriendo huecos como pulpos e intentando sacar nuestro orgullo. La entrada en el 2do tiempo de Pilar, quien aguantó estoica un placaje rival y además cogió toda bola que salía de los rucks para pasarla con mucho criterio. 

En fin, una victoria contundente y merecida de los Fuenkarkamales, que supieron manejar las fases del partido y aprovecharon todas las ocasiones que se les presentaban. Enhorabuena por el partido y ya estamos ansiosos por la revancha. 

Para el Tercio Viejo, fue un día de contrastes: echamos en falta a varios rhinos experimentados y por ende, la vuelta al “cole” se presentó con un día soleado y juego nublado. 

Ánimo compañeros, vamos a seguir entrenando y mejorando. Tenemos material para dar batalla en la próxima!

Después de un año de espera, llegó el tan ansiado tercer tiempo en un bar a pocas calles de la cancha. Tras una reparadora ducha, algunos de nuestros jugadores históricos, decidieron vestir su kilt como marca la costumbre post-partido, en honor al juego y al rival (máximas galas para darlo todo como en el campo). El calor de la jornada, la saliva corriendo y la sangre en el ojo por el partido perdido, habían puesto el listón alto… Todo esto hizo que nos olvidáramos de la situación por un momento y echáramos en falta que corriera más líquido hidratante, pero entendemos que fue difícil poder organizar algo acorde y a la altura del acontecimiento, sobre todo si tenemos en cuenta todas las limitaciones y restricciones sanitarias. Para la próxima, seguro que saldrá mejor. De cualquier forma, estamos agradecidos por la hospitalidad, el buen rollo y la oportunidad de haber podido compartir un día de rugby con vosotros.

Más agradecimientos: al hermano de Daniel, que vino en calidad de fotógrafo y sacó tremendas fotos. A Oti por la paciencia con estos viejos gruñones y por dedicarnos parte de su tiempo a entrenarnos e intentar poner orden en la sala (en lugar de estar con sus críos). A los compis del B y a Pilar por venir a echar una mano. También para los que nos vinieron a ver y alentar a pesar del resultado.

Esto es todo amigos, gracias totales, muerte al bicho, abrazo de maul y hasta la próxima!

Los Tercios que jugamos: Nacho Talona, Santi McCarthy, Muñeco, Al, Fercho, Muñeco, Nico, Astérix, Pilar, Iván, Luis, Alf, Daniel, Luis P, Ray, Pinchito, Diego, Luismi, Carlos, Julio, Jaime y Aspi.