Los B Boys caen ante Olímpico de Pozuelo

El Domingo nos volvíamos a juntar para despedir el año con el ultimo partido de diciembre.

Tras unas ultimas jornadas con buen rugby ante Torrelodones y contra Guadalajara y una abultada victoria contra Arquitectura nos enfrentamos en nuestro campo de La Cañada.

Nos volvíamos a juntar tras el parón del puente de la Inmaculada y junto con el periodo de exámenes se noto la falta de entrenamientos en nuestro esquema de juego y la presencia de tan solo 21 Jugadores ya avisaba.

En frente nos encontrábamos con el Olímpico de pozuelo que sufría del mismo mal y se vio obligado a subir a jugadores del C como el Abuelo o Iñaki los cuales demostraron en la segunda parte que mas sabe el diablo por viejo que por diablo y realizaron su partido a pesar de contar solo con 19 jugadores.

Salimos con muy buenas formas con buena ejecución por parte de jugadores como Camacho o Matellanes que solventaron sus papeles en posiciones que no eran las suyas. Este buen hacer del equipo nos puso rápidamente por delante en el marcador con un ensayo fruto de varias fases seguidas por parte de los nuestros.

Pero a partir de ahí se nos vieron las debilidades y más tras el ensayo contrario. Ante un juego desordenado por parte de los Olímpicos nosotros lo desordenamos un poco más. A pesar de eso durante el resto de la primera parte dimos un buen ejemplo como equipo en defensa, pues jugamos 30 minutos de la segunda parte en nuestra 22 donde aguantamos las envestidas de la delantera contraria con muy buenas acciones de su 4 y de su 8 que fracturaban cada vez que entraban una y otra vez pero sin llegar a consumar el ensayo.

Y llegamos al descanso con la sensación de poder hacerlo mejor y con la necesidad de mejorar el papel hecho hasta el momento.

Y así salimos con muy buenas acciones individuales donde la presión a la linea contraria por parte de los jóvenes Piña y Brother nos vaticinaban una interesante segunda parte junto con las envestidas de Nico y algunas escapadas de Jaime.

Y eso nos llevo a un segundo ensayo merecido.

Los cambios de Nano, Maco, Camacho y Danilo nos enseñaron una vez mas las carencias de entrenamiento de muchos de los allí presentes y pese a una defensa férrea por nuestra parte no pudimos evitar 3 ensayos de los contrarios en el tramo medio de esta segunda parte.

Nuestros chicos nos enseñaron que este es un deporte donde necesitamos jugar los 15 con un mismo son, pero a la vez dimos un ejemplo de no bajar los brazos ni un solo momento y de seguir luchando y peleando hasta que el arbitro dio por concluido el partido.

Sin duda no fue nuestro mejor día, pero seguimos placando y presionando en defensa los 80 minutos y por ello hay que dar la enhorabuena a los 21 y en especial a Héctor y a Pinchito que se acercaron a apoyar con su juego a pesar de no estar al 100%.