Lucía Díaz madrina del Club de Rugby Majadahonda

Hace unas semanas, la Federación Española de Rugby lanzaba la campaña #YoSeréLeona. Desde el Área de Desarrollo quieren impulsar la participación de más niñas, además de la retención de las que ya practican este deporte.

De esta manera, se crea un programa de amadrinamiento por parte de las Leonas sobre los clubes que lo soliciten. Desde el Club de Rugby Majadahonda nos inscribimos en el programa y podemos decir con orgullo que nuestra madrina será nada más y nada menos que Lucía Díaz, jugadora de nuestro club, formada en todas las categorías de la escuela.

He pasado por todas las categorías de Majadahonda y en cada una he vivido y aprendido cosas únicas que han ayudas a mi desarrollo tanto personal como deportivo. Tener la oportunidad de jugar desde pequeña y con chicos, te curte y te hace desarrollar habilidades desde muy fronto que luego cuando creces tienes automatizado. Para mí poder ayudar a mi club a que cada vez haya más chicas y que sepan que hay un equipo senior que les espera con los brazos abiertos para seguir con el legado del equipo femenino, es todo un honor. Quizás conocer a jugadoras de la cantera de toda la vida como Carmen o yo misma que hemos acabado jugando en el senior e incluso en la selección les anima y motiva para seguir año tras año y poder logar sus objetivos.

Sin duda alguna, Lucía es una referencia para muchas de las niñas (y no tan niñas) de la Escuela. Pero en el Club de Rugby Majadahonda tenemos la suerte de contar no sólo con Lucía como referente, si no que podemos sumar muchos nombres a la lista de jugadoras que representan al club a nivel nacional.

María ‘Uchi’ García, las hermanas Carmen y Rocío ‘Bola’ Rodera y María Marín son cuatro baluartes de los colores majariegos en los equipos nacionales. Todas ellas, al igual que Lucía, formadas en la Escuela del club. A ellas se suman nuevas incorporaciones como la de Cecilia Huarte y Cristina López hace un par de años o la de María Losada la temporada pasada. También la llegada este año de jugadoras jóvenes como María Álvarez, Marta Cantabrana y Bruna Elías que han escogido al club para poder seguir desarrollando su carrera deportiva.

Este programa intentará no sólo captar al mayor número de niñas posibles que se unan a la escuela si no su posterior retención en las diferentes categorías. Intenta fomentar el rugby femenino en los más pequeños de manera que en un futuro, el equipo senior que disputa la primera categoría pueda nutrirse de una buena cantera.
Es importante también que se extienda y anime a las niñas a jugar para que lo descubran y vean que es un deporte para todos y se quite el perjuicio de ser un deporte mayoritariamente de hombres.

Un claro ejemplo de que el proyecto femenino en Majadahonda tiene un peso importante y sigue creciendo por ser un referente en si mismo.