Debut con sabor agridulce

Volvía el rugby al Valle del Arcipreste, y además lo hacía con el nuevo sabor que trae la División de Honor B. Pero en esta ocasión no pudo ser y el Club de Rugby Majadahonda caía por 29 a 34 frente a Club Rugby Málaga.

La primera parte de los pupilos de Pablo Arévalo y Gerard Godoy fue impecable. Gran trabajo en defensa, buenos contactos, juego alegre en el exterior. De varias recuperaciones de balón llegaban los primeros ensayos. Tras el ajustado tanteo inicial, los majariegos se iban al descanso con un tranquilo 29 a 10. Pero la segunda parte fue otra cosa.

La experiencia de los malagueños pasaba factura a los rhinos, que poco a poco veían como la superioridad visitante en melé y en los maules recortaba distancias en el marcador. Tanto que lograba darle la vuelta y poner el electrónico del lada andaluz con un 29 a 31 a quince minutos del final. Jugando contra las cuerdas, Rugby Majadahonda no lograba encerrar al rival en su campo para poder hacerle daño, o por lo menos aprovechar algún error. Finalmente, fueron los locales los que concedieron un golpe que cerró el partido con el resultado final de 29 a 34.

Debut con sabor agridulce por el estreno de la categoría con unos primeros minutos de gran calidad, pero con una derrota final.

Se puede consultar el acta del partido aquí.